25 abril, 2017

5 consejos que debes saber antes de pedir una ayuda

pedir una ayuda

Pedir una ayuda, recibir una ayuda

Está claro que optar a pedir una ayuda o una subvención para crear una empresa o trabajar por cuenta propia aumenta la motivación. Es obvio, supone en el mejor de los casos, contar con mayor número de motores para el despegue, pero ojo. No siempre es oro lo que reluce. Lo que a priori, puede parecer un empujón económico, puede convertirse con el tiempo en una deuda. Y esto sucede básicamente por errores que se dan en la concepción del modelo de negocio, en el desarrollo de viabilidad del plan de empresa, etc.


“Siempre tienes que tener claro que una ayuda, es sólo eso, una ayuda”


Tu proyecto debe ser rentable y viable por sí sólo y con la financiación privada o personal que requiera. Por lo que tu negocio o el arranque de éste no debe estar apoyado en posibles ayudas. Son buenas y están ahí, pero en muchas ocasiones llegan con demora o incluso no llegan. Y en el peor de los casos, si no cumples con las condiciones de la subvención, tu negocio fracasa y te toca cerrar, lo que en un principio era un apoyo extra, puede convertirse en una deuda.

A continuación te damos algunos consejos que pueden ayudarte antes de pedir una ayuda o subvención.

Consejos a tener en cuenta

ayudas y subvenciones para emprendedores

Diferencia posibilidad de probabilidad

Una de las cosas que debes tener claro es que cumplir con los requisitos necesarios para optar a una ayuda, no implica que te la concedan. Por lo que, como comentábamos anteriormente, nunca debes contar previamente con ninguna de ellas. Que sea posible no es lo mismo que sea probable. La posibilidad habla de opción, mientras que la probabilidad de estadística.

También, y pese a la publicidad institucional, debes saber que conseguir algún tipo de ayuda o subvención no es ni fácil, ni rápido, ni seguro.


ayudas y subvenciones para emprendedores

Controla los tiempos

Por un lado debes ser consciente de que en muchas ocasiones las ayudas a la inversión llegan, pero sólo después de haber iniciado el proyecto. Lo cuál implica adelantar parte de la financiación necesaria para comenzar la actividad.

Por otro lado, las subvenciones se rigen por diferentes regímenes. Cuando es por la concurrencia competitiva se otorgan a los proyectos mejor valorados. Mientras que si se rigen por la concurrencia no competitiva, entre en juego el orden de solicitud. Por lo que debes estar atento a las convocatorias.


ayudas y subvenciones para emprendedores

Infórmate todo lo posible

Conocer en profundidad las bases de las convocatorias es fundamental. Así como informarte, en los organismos pertinentes de tu provincia o Comunidad Autónoma, de todos los aspectos que compongan la subvención a pedir. Toda esta información muchas veces te da más control sobre tu situación e incluso a veces puede ayudarte a comprender aspectos que ni si quiera te habías planteado en un primer momento.

Aprender de temas administrativos, de economía, de burocracia, en muchos casos supone salir de tu zona de confort. Y esto sin lugar a dudas es una de las herramientas más enrriquecedoras. Aunque posteriormente dejes ciertos asuntos en un gestor.


ayudas y subvenciones para emprendedores

Los fondos son limitados

Pese a que la crisis pegó fuerte en España, poco a poco la situación general del país se va restableciendo. Y esto se ve en que cada trimestre sigue aumentando la creación de empresas. Pero la crisis hizo mella y los recortes también afectaron a las subvenciones. Tanto procedentes de Europa como del estado.

Si bien es cierto que ya no existen todas las ayudas y subvenciones que hace unos años, todavía hay un gran número de ellas. Pero es otro aspecto a tener en cuenta, ya que aún con posibilidades de concesión puede que los fondos no lleguen para todos.


ayudas y subvenciones para emprendedores

Incompatibilidades y temáticas

Ten en cuenta que muchas de las ayudas son incompatibles entre sí, así que lee la letra pequeña y estudia las opciones si no quieres perder tiempo y dinero. Ya que cuando creas una empresa con poco capital, lo mejor es estudiar bien la situación para intentar conseguir todas las ayudas que requieras sin necesidad de improvistos de última hora.

Por otro lado, dependiendo de tu Comunidad Autónoma podrás tener acceso a subvenciones específicas dependiendo tu territorio y tu actividad.


 Conclusiones

Como puedes ver, hay algunos aspectos importantes que debes tener en cuenta antes de pedir una ayuda. Principalmente porque recopilar toda la información posible y saber exactamente qué solicitar y cuándo solicitarlo te ayudará a tener una visión más clara de tus opciones. El mundo de la burocracia es enrevesado y complejo, pero así es el juego. Si quieres ganar tienes que adaptarte, así que mejor con todas las cartas sobre la mesa.